jueves, septiembre 28, 2006

MIS PRIMEROS GARABATOS Y EL APOYO DE MIS PAPÁS.


No cabe duda que cuando uno ya trae la semilla implantada o el “don” como se dice por ahí, lo saca a flote en los primeros años de su vida, ya sea en el futbol, o el karate,o por qué no, hasta para la cocina, y eso fue exactamente lo que me ocurrió, pues desde mis primeros días de la escuela (hablo del kinder y la primaria) mis dotes fueron aflorando a tal grado que me la pasaba dibujando todo el tiempo en los salones, y pues claro, mis maestros se quejaban con mis papás, pues no hacía la tarea y mis cuadernos tenían uno que otro sello de burro por no poner atención en clases. Tal era mi pasión por dibujar, que siempre que terminaba la tarea la acompañaba de un dibujo en la parte trasera de la hoja, (imagínense lo que gastaba mi mamá en cuadernos). Yo tenía, más o menos, entre siete u ocho años de edad cuando descubrí al grupo de rock, KISS, y el impacto que me produjo fue tal, que me atrevo a decir que gracias a este grupo logré dibujar profesionalmente (1978).




Ya que mis dibujos mejor realizados fueron de KISS, recuerdo que el primer dibujo de ellos fue de, Gene Simmons y sus botas de dragones, también dibujaba los rostros de ellos y los hacía de un lado despintados y del otro con el maquillaje.
Lo más padre era que mis papás nos permitieron, a mis hermanos y a mí, emocionarnos con aquel grupo, pues en esos tiempos lo satanizaban y mucha gente no permitía a sus hijos, verlos ni escucharlos. Mis papás nos dieron siempre su confianza y libertad en cuanto a nuestros gustos personales y acerca de qué caricaturas o programas de televisión ver y cuales no.






Mi papá nos consentía mucho, al grado de que nos compraba, todos los lunes, posters de KISS, inclusive en un cumpleaños de mi hermano Abraham, nos maquillamos como los integrantes de KISS.

Mis hermanos Abraham y Gerardo Sandoval


Han pasado ya 27 años y todavía no he olvidado a mi papá haciéndonos las guitarras de papel cascarón, dibujándolas, coloreándolas, recortándolas y es aquí, en este detalle, que se me mueven las de San Pedro, pues con tal de darnos gusto, mi papá se cortó el dedo con la navaja y la guitarra se manchó de sangre... ¡¡¡TE AMO PAPÁ!!! No cabe duda, teníamos al mejor cómplice que podía tener un niño a la edad de 7 años: Nuestro papá. ( Ahora saben por qué KISS es tan importante para mí).





ÉRAMOS BIEN RIDÍCULOS, Y CREO QUE SEGUIMOS SIÉNDOLO.



Gene Simmons y yo...nada más vean la cara de...emocionado que tengo.

Mi segunda influencía fue, Mazinger Z, (del cual les hablaré más adelante en otro blog) y qué decir de Spiderman o, El Asombroso Hombre Araña, como le nombraban aquí; tanto me apasionaron estos personajes que llegué a dibujarlos en los cuadernos de la escuela y los coloreaba con pincelines Weareber (¿se acuerdan?) con la intención de recortarlos y así, poder jugar con ellos. ¡Je! Recuerdo que dibujaba a, Spiderman, y le hacía hasta su telaraña, pero afortunadamente mi mamá me sorprendió y no me permitió recortarlo, y digo afortunadamente porque ahora podré compartir con ustedes mis primeros garabatos.




2 comentarios:

Carlos Paz dijo...

Jeje. Chido que también conserves tus primeros monos.

Yo también conservo algo de material por ahi. De hecho, parte de ese material es sobre Karma y los transformables.

A ver si un día de éstos los trepo a algun blog ó a ver a dónde.

Saludos desde la Tierra de las Tortas de la Barda!


...

Horacio Sandoval dijo...

que buena onda que todavía los tengas, espero verlos algún día.