martes, noviembre 28, 2006

martes, noviembre 21, 2006

SIGUE LA GRIPE NEGRA

De nuevo soy OGL...El pobre Hoacho sigue enfermo.


domingo, noviembre 19, 2006

GRIPE NEGRA



Una disculpa...Soy Oscar González Loyo escribiendo esto dentro de "LA HOACHICUEVA", lo que pasa es que el Hoacho me dijo que les dijera... que ya le agarró una gripe tremenda y que no puede comentar nada por aquí hasta nuevo aviso.



Sin que se diera cuenta le tomé estas fotos, "nómás" véanlo, je je je je. Híjole, mejor ya no me burlo porque de seguro a mi me va a dar gripa también.

viernes, noviembre 17, 2006

¿DE BLUE DEMON JR. EL LEGADO, A REBELDE EL CÓMIC?

Así es mis amigochos, cuando desafortunadamente se canceló el cómic de "Blu", nosotros ya estábamos trabajando en el cómic de Rebelde y digo nosotros como Editorial, pues los primeros dos números los hicieron los buenos amigos de Mataketa Estudios, y a lo cual yo tomé el título por algunos problemas personales que tenía que arreglar Jorge Resendíz alias el Kokoro. No le permitían continuar con el proyecto, por esa razón me incorporé, al principio dudé y tengo que reconocer que no me agradaba la idea de dibujar Rebelde, pero al conocer los argumentos de Rebeca Soriano asesorados por Susy Romero, me emocioné. La temática iba a ser muy distinta a la novela, pues se tocarían temas demasiado delicados que la misma Televisa no le permitía mencionar en la televisión a Pedro Damián, productor y cabeza de RBD. Con el paso de los días me fuí compenetrando con los personajes y descubrí el por qué Roberta tiene tanta aceptación entre los chavos, pues es la defensora de los pobres y la que pone en jaque a los fresas, cosa contraría con Mía, fresa empedernida que a pesar de tenerlo todo, carece de lo más importante, una familia. Y así puedo pasarme la noche hablando de los detalles que me engancharon con el título, es una lástima que el proyecto se truncó, y no por decisión nuestra o por las malas ventas,al contrario, nos funcionó demasiado bien, a grado de que Brasil, Puerto Rico, E.U., España, nos lo querían comprar para imprimirlo en sus respectivos países, ya que al ser licenciatarios teníamos los derechos sobre el producto impreso, desgraciadamente, no puedo decir los motivos en terminos legales pero Televisa se quiso pasar de lista y como ustedes bien saben, ¡Ka boom! no se deja de nadie y nos vimos en la necesidad de detener el proyecto aunque nosotros no lo queríamos, quedándose en el restirador tres números completos que yo había realizado con la ayuda en las tintas de nuestro amigo Ricardo Nava. En fin, fué una lástima no seguir con este proyecto y ya les ire mostrando los cartones de los números de Rebelde que realizé.

¿LA MÚSICA O EL DIBUJO?

Esa fue una pregunta muy difícil que me hice hace 11 años, pues como ya les había comentado, crecí influenciado por la música de Kiss ,de los Beatles, Elvis Preasley, rock en español, hablando de los 60´s y todo esto gracias a mi papá. Desde muy pequeño siempre tuve la inclinación por el dibujo, pero también por la música, cuando era niño siempre me la pasaba viendo la televisión, especialmente cuando salian grupos músicales, y me prendía con ellos, de pilón, mi papá siempre tuvo el gusanito de ser rock star, incluso conocía a los Teen Tops y de ves en cuando se echaba uno que otro palomazo. Aunque él no tocaba la guitarra, se compró una Gibson con todo y amplificador je! Recuerdo a mi mamá, como se infartaba cuando mi papá conectaba su guitarra, pero para mi era lo mejor que me podía pasar. Con el tiempo empecé a intentar tocar la guitarra, y era tanta mi insistencia que mi papá me regaló una guitarra acústica...mi primera guitarra, al paso del tiempo aprendí de manera autodidacta a tocar la guitarra. Sin que suene prepotente y modesto, creo que siempre tuve facilidad para la música y lograba sacar las melodías de oido, empezando con los Beatles, imaginen lo fan que era que en la escuela me decían el Beatle. Por un tiempo, no solté la guitarra para nada, a grado que me salieron callos en los dedos de tanto que tocaba, la inclinación por el dibujo inclinó la balanza a favor de este último. Fué en el año del 96 en San Diego, para ser exactos cuando recién acabábamos de llegar al hotel; cuando Paco Herrera (cuando estaba en K! ) encendió la televisión y para mi sorpresa estaban dando la nota de un concierto de Kiss, lo cual me sorprendió, pues como estaba tan metido con el dibujo me desconecté del mundo músical por años y no sabía del reencuentro de mi grupo favorito, increíble ¿no? La chispa se prendió de nuevo y llegando a México lo comenté con mis hermanos Abraham y Gerardo. Nos emocionamos por la posibilidad de que vinieran a México con su gira mundial, y así fué, Kiss vino a nuestro país para dar una serie de conciertos en el palacio de los deportes y como se imaginaran, fuimos al concierto. Por cierto, también fuí al de Paul McCartney en el foro sol. Al salir del concierto, decidimos formar nuestro grupo de rock, Gerardo sabía tocar guitarra pues yo le había enseñado lo poco que sabía, Abraham aprendió a tocar el bajo y Gustavo un amigo de Gerardo, que conocemos desde pañales, aprendió a tocar la batería. Es increíble pero aprendió a tocar en sillones y cajas de cartón, después se uniría Fabián, en la voz, un chavo con demasiado talento y que por cierto se casó con mi prima. El primer nombre del grupo fué Dominó, cambiado después a Almas de Guerra, así comenzamos con los covers, aunque la idea original era la de formar un grupo tributo a Kiss. Este nuevo ”pasatiempo” comenzó a distraerme del dibujo y comenzé a dibujar menos, amén de las discusiones con mi entonces esposa, al paso del tiempo nos fuimos cotizando como una de las mejores bandas de covers y recibimos propuesta para grabar un demo. Fué en ese momento que tuve que decidir entre el dibujo o la música. Para entonces, yo ya trabajaba profesionalmente. Aunque me costó decidirme mucho, elegí por lo que verdaderamente era y sigue siendo mi pasión, el dibujo, y hasta la fecha, no me he arrepentido, ni me arrepentiré, pues al igual que Susy Romero quien también andubo por el medio de la artísteada cantando con Oscar Athié, María Sorté y Raphael. En lo personal, quedé satisfecho, pues afortunadamente supe y experimenté en carne propia lo que se siente el recibir los aplausos y los gritos del público así como el colgarse una guitarra eléctrica y subirse a un escenario y que griten tu nombre, aunque fue durante muy corto tiempo. Gerardo, Abrahám, Tavo y Fabián siguieron tocando. El siguiente en dejar el grupo fué Gerardo que también se dedicó a los cómics, Abraham fué el único que siguió en la música, formando un grupo de nombre Salamandra y tocan en el Hard Rock Café, ya están por grabar su disco. No cabe duda que la vida te puede poner falsos espejismos y nos pueden desviar de nuestra verdadera vocación, a mi estuvo a punto de ocurrirme y la verdad, aunque me gustó probar el mundo de la artísteada, ¡el dibujar no lo cambio por nada!



Aquí les presumo mi boleto del concierto y el autógrafo que intercambié con Gene Simmons en la Comic Con de San Diego...ñaka, ñaka.



Como puso Oscar en su Blog en una de las entradas, aquí pongo una foto sangrona de realización

jueves, noviembre 16, 2006

JEDI POR UN DÍA





Así es, como ustedes ya saben, hace poco K! grabó el programa piloto de radio: Radio ¡Ka- boom! Oscar, uno de los productores del programa es mega fan de Star Wars y tiene su tienda, donde vende cosas muy interesantes con todo lo referente a esta famosa trilogía que ahora es seísilogía Ja! ,Ja! ,Ja! perdón no lo pude evitar. Al final del programa, Oscar me mostró un sable láser increíble de los electrónicos que lanzan el halo de luz simulando como si en realidad saliera el láser, yo se que ustedes saben de cual les hablo. En fin, aquí comparto con ustedes unas fotos.





martes, noviembre 14, 2006

UNIVERSITAREA

El fin de semana pasado estuvimos en Universitarea como expositores, pues como saben, una de las filosofías del Estudio es la de impulsar a los nuevos valores que se quieren dedicar al medio del cómic pero que no saben a donde dirigirse. Una de las inquietudes más grandes que tenían los muchachos era si en México había escuelas de dibujo, o quién les podía enseñar a dibujar... Lo más triste de todo es la desinformación que hay del medio, pues cualquier charlatán se pone a dar clases y lo peor de todo, cobrar por éstas. Hemos recibido muchas quejas de estas “escuelas” en donde los pseudo maestros no saben dibujar y peor aún, ni siquiera han publicado nada. Hay otros que se atreven a publicar “revistas patito” que supuestamente enseñan a dibujar cuando en realidad bajan casi todo de internet y lo publican como propio.



¿Por qué escribo esto? Por la sencilla razón de que en las “Convenciones”, por no decir tianguis de piratería, los dibujantes improvisados cobran los dibujos copiados y entintados con plumas Vic (¡¡Gooooolllllllll!!) eso es lo que los padres de familia ven en nuestras “Convenciones de cómics”. Aparentemente esto no tiene nada que ver con la Expo, pero fue el tema central de los cuatro días que estuvimos conviviendo con toda la gente que asistió, por lo mismo tenemos que educar el medio nuevamente y crear una nueva industria en la que los nuevos valores exploten todas esas ganas y el talento que llevan escondido. Lo que yo disfruté mucho fue el ver a gente ajena a este medio, y miren que fue demasiada, no nos dimos abasto y el cansancio fue tremendo, pero en cada sonrisa o palabras ¿por qué no? de aliento, recobrábamos la fuerza para seguir con nuestro rollo mareador.


De los muchos chavos que preguntaron sobre los tips de dibujo había jovencitas ávidas de entrar a este medio tan peleado a nivel artístico y eso nos dio mucho gusto, pues el tabú de que el cómic es sólo para los hombres se ha ido desechando con el pasar de los años. Otra cosa que nos dio gusto, fue el ver a los padres de los muchachos que, a diferencia de otros años en que los papás se oponían a que su hijo se dedicara al dibujo porque pensaban que era pura pérdida de tiempo y que no era un trabajo serio, y también prohibían que compraran cómics, ahora el interés era muy distinto; en la Expo, pues como todo, había los interesados así como los que buscaban otro tipo de carreras, y eso es lo que hace divertido esto. El flujo de gente era tal que fuimos el acento de la Convención y todas las miradas de las universidades estaban fijas en el desempeño del Estudio K!, hubo muchachos que nos iban siguiendo el rastro desde Convenciones pasadas y en ésta nos encontraron.


La respuesta del público fue extraordinaria y ya esperamos con ansias el próximo evento. Por cierto, estén pendientes de las sorpresas que vienen respecto al tema de las Convenciones.
No me queda más que decir gracias a todos los que compartieron cuatro días de su vida con nosotros. ¿Qué más puedo decir?, en serio que lo disfruté...
¡Ah! y perdonen ustedes, hubiéramos querido que el momento se cerrara con broche de oro pero... creo que la imagen habla por sí sola y quise compartirla con ustedes, déjenme decirles que nos sentimos como el hijo del gato Silvestre.. con una bolsa de papel en la cabeza.
¡Con ustedes... nuestro Director Jurídico Charlie Villagrana abrazando a su amor platónico!

lunes, noviembre 06, 2006

EL MAL DEL HISTORIETISTA

Así es como se le llama, en nuestro medio, a este mal. Pero, ¿cúal es el mal del historietista? Para empezar debo confesar que yo también lo padecí, y derivó en la separación de mi matrimonio. Este mal se debe a que las compañeras o compañeros según sea el caso, que escogimos para compartir el resto de nuestras vidas y que creímos que nos apoyarían y estarían con nosotros en las buenas y en las malas como yo lo creí, a la hora de los cocos no lo hacen, y no quiero decir con esto que todos los casos sean iguales o que todos los dibujantes lo padecen. ¿A qué se debe esto? es muy sencillo, a que nuestra profesión es muy sedentaria y esclavizante, casi no salimos y más aún cuando tenemos un deadline (fecha de entrega). Inclusive hay veces que ni al cine podemos ir y no es que me esté quejando, pues ésta es la profesión que escogí y de la cual he hecho mi modo de vida, pero de que es muy exigente y demandante que ni qué, por lo mismo es muy difícil que las parejas aguanten el ritmo de este tipo de vida.

Lo primero que uno escucha cuando empieza una relación es que se les hace “raro “ que nos dediquemos a esto, si bien no es común esta profesión, nos ayuda a sobresalir de los demás ya que no cualquiera se puede dedicar a esto por más que se quiera, y por lo mismo nos volvemos la novedad del momento: ---¡Mira! ¿Ya viste como dibuja mi novio?... ¿Le puedes ayudar con la tarea a mi hermanito? tiene que hacer un dibujo de la Revolución Mexicana, etc.--- Y al paso del tiempo se dan cuenta que uno gana “bien” a diferencia de otros trabajos y comienzan a pensar que llevarán una vida descansada y sin preocupaciones y que todo lo van a tener muy fácil, y es verdad, después viene la boda y es aquí donde empiezan los problemas y reclamos.





Mientras uno tenga trabajo y todo vaya bien todo será bueno, pero ¡¡¡uuuuyyyyy!!!, que no empiece a escasear el dinero porque comienzan los problemas, amen de que las discusiones se conviertan después en críticas: “¿Cuándo cobras?... Ya no tenemos dinero... No haces nada parar mejorar... Consíguete otro trabajo...” en fin. Desgraciadamente en México no existe la industria del cómic o qué decir de la historieta mexicana, ya que los pseudo editores se encargaron de eso. ¿Por qué lo menciono?: Al declinar la industria automáticamente el trabajo empezó a escasear y por ende, las entradas de dinero, si bien en México los precios no son los mejores y andan por los suelos, aún se podía vivir muy cómodamente, por lo que uno llevaba una vida muy tranquila y rutinaria en el sentido “profesional”, pues se dedicaba a entregar rápido para tener su dinerito seguro a la semana, ya que si uno se apuraba a entregar un episodio completo de “sensacionales”, se ganaba de $15,000.00 a $7,000.00 pesos mínimo, cuando mal nos iba, convirtiéndose esto en un vil trabajo de maquila.

Lo que a continuación escribo no son más que anécdotas de varios compañeros de profesión que me han platicado su experiencia matrimonial, que al final de cuentas, los llevaron a divorciarse, por lógica no mencionaré sus nombres por respeto.
Los reclamos son el primer síntoma de que empieza la crisis marital y más cuando se hacen constantes o absurdos: ¿Por qué no vamos al cine?... ¿Por qué no te acuestas conmigo cuando yo quiero?... ¿Por qué no me llevas con mi mamá?... ¿Por qué me apuras cuando vamos de compras?... Tú no me comprendes, nada más te la pasas en tu restirador dibujando y no me haces caso... Vámonos de vacaciones... Ya no me alcanza el gasto... Cuando vas a la Editorial a entregar, te tardas mucho, de seguro te quedas platicando con tus amigotes... ¿Por qué nunca vas conmigo a las reuniones familiares?... ¿Ya no te importo?... Le haces más caso al lápiz que a mí... ¿Por qué dibujas viejas encueradas?...
¿Respuestas? Ok, la falta de tiempo obedece muchas veces al poco death line con el que cuentan las editoriales, ya que en México se hace todo al vapor y las revistas de sensacionales eran semanales. ¡Imagínense tener que hacer 77 páginas trazo y tinta en dos días, terminar y comenzar otra revista igual con un deadline igual de corto, o muchas veces depende del proyecto que se te asigne o lo complejo de las historias! Si uno se desvela para terminar a tiempo: que si se chorreó la tinta en los cartones, las correcciones que hacen los pseudo editores, en fin, son miles las razones por las cuales el dibujo es demasiado absorvente.

Pero eso sí, como decía el buen Pedro Picapiedra: “A LAS MUJERES NADA MÁS LES HACEMOS GRACIA EL DÍA DE PAGO”. Cuando empezó a escasear el trabajo fue entonces que la crisis se agudizó, para ese entonces yo trabajaba alternadamente para Bongo Comics realizando los Simpsons, para Estados Unidos, sin embargo cerré el ciclo para apostar el todo por el todo con Kaboom, para luchar, precisamente, por el medio que en ese entonces estaba desapareciendo... y desapareció. Dejé de percibir el dinero que estaba acostumbrado a ganar semanal y mensualmente, realmente nos la vimos (y nos la seguimos viendo) muy difícil, imagínense estar acostumbrado a tener dinero constante y de momento: “Ya no hay trabajo... Ven mañana... No estamos comprando argumentos... Tenemos mucho material en la bodega... Nos cortaron el presupesto...” etc. Esas eran algunas de las excusas que nos daban en las Editoriales, y como dice la canción: “todo se derrumbo”... de tener todas las comodidades a no tenerlas, el ranazo fue muy fuerte.
Al principio se aguanta un poco, y digo se aguanta porque supuestamente “tenemos el apoyo incondicional de nuestra pareja”, pero al pasar más el tiempo es cuando la realidad sale a flote y se agudizan los problemas: “¡Búscate otro trabajo!... ¡Nada más te están explotando!... ¡Tu familia no te importa!... ¡La niña se enfermó y no hay dinero!... Y cuando uno menciona: Por qué no me ayudas mientras pasa la crisis, la respuesta es: ¡Tú eres el hombre y tú debes de mantenerme!... etc.; así podría pasarme toda la noche, pero no es el caso, y esto no es nuevo, fueron los dibujantes de la vieja guardia quienes le nombraron: EL MAL DEL DIBUJANTE, y este “mal” se ha ido pasando de generación en generación.



Ha pasado el tiempo y todavía me cuestiono el por qué si uno muestra abiertamente la profesión que desempeña, con sus pros y sus contras, en los momentos que se necesita el verdadero apoyo de la pareja, ya sea hombre o mujer según el caso, y no tan sólo en nuestra profesión sino en cualquier otra, simplemente nunca está. Como dice el buen Juanga: “SOBRE AVISO NO HAY ENGAÑO”. La única conclusión a la que he llegado es que las parejas de un artista del cómic, tienen que ser afínes y si no se dedican a esto, por lo menos gustar de las caricaturas, de la fantasía y que todavía jueguen con sus muñecas o juguetes en el caso de los hombres (bueno, si la chava es dibujante, no piensen mal), en fin, que sean unos retrasados mentales y unos “losers” a morir, ¿no creen?.